Succession

Jesse Armstrong, el genio detrás de Succession, comparte 7 lecciones de guion imperdibles

Jesse Armstrong saltó a la fama en 2010 cuando fue nominado al Oscar en la categoría de «Mejor Guión Adaptado» por su brillante trabajo en la película de Armando Iannucci, «In The Loop». Al año siguiente, en 2011, plasmó su creatividad en el conmovedor tercer episodio de la aclamada serie «Black Mirror», titulado «La Historia Completa de Tí». Incansable en su fervor por el desarrollo narrativo, Armstrong se adentró en la creación de una de las series insignias de HBO en la última década, «Succession», lanzada en 2016. 

A continuación, Armstrong decidió embarcarse en una jornada enriquecedora, viajando a Londres para ofrecer una masterclass que será recordada durante mucho tiempo. Tuve la inmensa suerte de ser uno de los asistentes a esta sesión, colgando de cada una de sus palabras e impregnándome de todo su conocimiento privilegiado. Con gran entusiasmo, permíteme transmitirte las cinco enseñanzas más valiosas proporcionadas por el genio tras «Succession» en cuanto a la composición de guiones se refiere.

Lección 1: Garantiza una fuente de Crítica de confianca.

Jesse Armstrong abre su discurso con una sorprendente admisión: No adquirió su habilidad para la escritura de guiones en una escuela de cine, sino viendo una gran variedad de películas y series. No obstante, revela que su método más eficaz para mejorar su técnica es contar con la opinión de personas cercanas y confiables en su proceso creativo. 

Si bien Armstrong prefiere trabajar en solitario al principio de la escritura, insiste en la crucialidad de compartir nuestras creaciones con gente capaz de proporcionarnos crítica constructiva. Estas son personas que no tienen miedo de señalar los puntos débiles, ofrecen ayuda al establecer metas y plazos. Al tener tales colaboradores en nuestro camino literario, elevamos el nivel de nuestro trabajo mientras establecemos un mecanismo para superar el estancamiento creativo. 

La visión de Armstrong de la escritura de guiones tiene un carácter colaborativo y va mucho más allá de simplemente recibir críticas. Expresa un profundo respeto por sus colegas, subrayando su invaluable aporte al éxito general de una serie, como «Succession». Entiende que cada escena que provoca risa o emociona al público es el producto del trabajo de varios profesionales. En función de en qué fase de producción se encuentre el guión, se añaden matices y se enriquece la narrativa, transformando el texto plano en una historia visual y vibrante. 

En resumen, Armstrong nos recuerda que es esencial demostrar humildad y apreciar las habilidades de los demás para tener éxito en la escritura de guiones.

Y nosotros añadimos, si necesitas una fuente de confianza de feedback puedes contar con nuestros lectores profesionales que no solo te ayudarán a entender mejor tu guion, también se darán hojas escritas con feedback. Te recomiendo nuestro servicio de análisis de guion de Filmarket Hub.

Lección 2: Aceptar la impredecibilidad

Jesse Armstrong sostiene que, como la vida misma, nuestros guiones no deberían estar predestinados. En lugar de aferrarnos a un guión predeterminado, insta a los escritores a permitir que los personajes los lleven hacia rumbos imprevistos. Aunque puede resultar retador desviarse de la ruta establecida, Armstrong enfatiza que tales giros inesperados pueden dar vida a nuestras narraciones y mantener al espectador en vilo. 

La reflexión detrás de esta lección es que, al propiciar personajes con profundidad y experiencias convincentes, lograremos que los cambios y sorpresas en nuestra trama no se perciban como algo forzado. Por el contrario, se presentarán de manera natural, consiguiendo atraer aún más al público.

Lección 3: Infundir Personalidad en tus Escenas

Imagina una escena de «In the Loop», donde dos funcionarios están inmersos en una discusión sobre las inevitables fatalidades que una guerra próxima podría engendrar. Interesantemente, esta conversación sombría no tiene lugar en una oficina aburrida y burocrática, sino dentro de la habitación de la hija del presidente. Al situar este intenso intercambio en un lugar inesperado, Armstrong resalta un punto crucial: el poder de lugares inusuales para dar vida a conversaciones que, de otro modo, serían monótonas.

Los guionistas generalmente no son entusiastas acerca de escribir diálogos informativos debido a su propensión a volverse insulsos. Sin embargo, el método de Armstrong puede transformar estas conversaciones típicamente áridas en escenas inolvidables. Esta herramienta te permitirá incorporar elementos humorísticos o conmovedores en el diálogo, cultivando así un vínculo más profundo entre tus personajes y el público.

Además de incluir humor y emoción, Armstrong también domina la sutileza del diálogo. No se aparta de la desviación o de permitir que sus personajes muestren dos lados en la misma conversación. Debes reconocer la dualidad que vive en las personas. Cada personaje puede ser encantador y salvaje, sumiso y rebelde, todo al mismo tiempo. El truco entonces radica en mostrar esta complejidad en tus diálogos.

Una de las fortalezas particulares de Armstrong es su capacidad para representar a los personajes en todas sus idiosincrasias. «Succession», por ejemplo, tiene un elenco coral de personajes complejos, cada uno con su forma única de ver el mundo, y sus diálogos reflejan esto. No se trata solo de escribir una línea para que tu personaje la diga, sino de comprender el punto de vista de tu personaje y permitir que su lenguaje hable por ellos.

«Cada personaje es el héroe de su propia historia» — Jesse Armstrong.

Esta cita captura la esencia del enfoque de Jesse hacia los diálogos. Tus personajes deben creer en lo que están haciendo y diciendo. Incluso si sus acciones o palabras son irracionales o erráticas, hay una lógica detrás de ellas, una motivación que los impulsa. Comunica esta perspectiva a través de tus diálogos, y verás cómo tus personajes cobran vida.

Y finalmente, recuerda que las conversaciones reales rara vez son ordenadas y bien estructuradas. Se entrecruzan, divagan, tartamudean y se interrumpen. Los personajes se interrumpen mutuamente, hablan por encima de otros y dejan frases sin terminar. Emular estos patrones de la vida real en tu guion puede darle un toque crudo y auténtico.

Lección 4: Crear Personajes Auténticos.


Todos hemos escuchado el consejo cliché sobre cómo crear un personaje: dibujar un perfil detallado, desde sus comidas preferidas hasta su relación con parientes lejanos.

Jesse Armstrong tiene un enfoque diferente. Para él, la creación de personajes implica albergar a todas estas personas en su cabeza, contemplarlas y visualizar sus antecedentes. Los trata como entidades vivas y respirantes. En consecuencia, estos personajes crecen y se desenvuelven, revelándose al autor con el tiempo.

Si tu narrativa se desarrolla en un entorno único y ajeno, es esencial sumergir a tu audiencia en él. Esta situación no debería sentirse distante o extravagante en exceso.

En el episodio de estreno de «Succession», los espectadores son invitados al opulento universo de los ricos. Esto se logra a través de las perspectivas y experiencias de Greg, el personaje que sirve como un enlace con el lujoso estilo de vida del clan Roy.

Armstrong es un firme creyente en evitar el temor de crear personajes estereotipados. Sugiere que en lugar de quedarse con etiquetas genéricas como «Camarero #1» o «Recepcionista», les otorgues nombres reales. El acto de nombrar hace que el proceso de escritura sea mucho más agradable y atractivo.

Lección 5: Desarrolla tu Estilo Lingüístico Distintivo


Jesse Armstrong insiste en que es de gran importancia incorporar elementos auténticos del mundo real en el desarrollo de sus obras. Él cree en mantener una cierta distancia al llevar a cabo la investigación, adoptando un enfoque imparcial y sin prejuicios.

Para «Succession», Armstrong llevó a cabo una investigación exhaustiva, principalmente a través de literatura y revistas, ya que considera que estas fuentes son convenientes y ricas en percepciones de la vida real. También recurrió a podcasts y biografías que desvelaron los aspectos privados de la vida acomodada. El libro «DisneyWar», escrito por James B. Stewart, sirvió como un punto de referencia significativo para la serie.

Al amalgamar todo el conocimiento que adquirió, Armstrong fomentó un estilo lingüístico único que trascendió fronteras e invitó a los espectadores a sentirse parte del mundo de la serie.

Lección 6: Aplica Elasticidad Lingüística

Uno de los rasgos distintivos únicos de la escritura de Armstrong es su notable habilidad en la elasticidad lingüística. Esto puede sonar complicado, pero en esencia implica el uso flexible del lenguaje para adaptarse tanto al personaje como al contexto. En lugar de forzar a sus personajes en los confines de una estructura lingüística rígida, Armstrong permite que sus estilos individuales y circunstancias informen sus diálogos e interacciones.

Considera esto como una llamada de atención, un empujón incluso: no tengas miedo de jugar con el lenguaje dentro de tu guion. Baja la guardia y permite que tus personajes respiren vida propia. Recuerda, el lenguaje es una herramienta poderosa para resaltar las peculiaridades y rasgos de los personajes, dótalos de ello. Puede proporcionar una visión de sus antecedentes, impulsos y motivaciones. Del mismo modo, el uso del lenguaje de un personaje puede cambiar según el contexto en el que se encuentren. ¿No estás de acuerdo en que es mucho más realista que el diálogo fluya y cambie tal como lo hace en la vida real?

Lección 7: Cuando tengas dudas, organiza una fiesta para tus personajes.


Según Armstrong, la trayectoria de la narración a menudo puede ser como una planta, brotando en diversas direcciones y haciendo que el proceso de desarrollo de una trama sea bastante complejo.

Él hace hincapié en la importancia de una sala de escritores vibrante. Al invitar a una profusión de ideas salvajes y participar en discusiones sólidas, pueden pulir cada escena desde múltiples perspectivas.

Una pregunta que a menudo surge es la antigua «¿Y si…?» La frase desencadenante permite la entrada de teorías únicas. Si bien todas no se alinean directamente con el episodio en creación, construyen un valioso repositorio de conceptos para recurrir más tarde.

Su consejo más repetido a lo largo de la masterclass desafía la convención: sumerge a tus personajes en eventos sociales como fiestas (o, si es necesario, funerales). Estos escenarios no solo arrojan luz sobre los personajes, mientras tejen relaciones e interactúan con otros asistentes, sino que también esbozan con facilidad la dinámica familiar.

Una fiesta sirve como un excelente telón de fondo para iniciar un guion piloto o una película. Cuando estés atascado al comienzo, simplemente lleva a tus personajes a una reunión social y observa cómo avanza naturalmente la trama.

Es una fiesta, es un escenario, es un foco de atención.

Lanzar a tus personajes en un entorno de fiesta no es como dejarlos sueltos sin rumbo, todo lo contrario. Estás creando un escenario. Un escenario donde los personajes pueden destacar sus peculiaridades, personalidades centrales y relacionarse de una manera orgánica y enriquecedora para la trama. Las fiestas a menudo pueden llevar a conflictos, un catalizador vital que impulsa la historia hacia adelante. Armstrong nos brinda ejemplos brillantes en «Succession», donde los eventos sociales a menudo actúan como situaciones incendiarias, desencadenando conflictos tanto internos como externos.

El Efecto Champagne

Todos estamos familiarizados con él, ¿verdad? La forma en que las personas tienden a relajarse, revelar su verdadera personalidad y a menudo olvidar las restricciones bajo la influencia del alcohol. Bueno, una fiesta te brinda la razón perfecta para introducir el «factor alcohol». Puede ser bastante interesante ver cómo las inhibiciones de un personaje pueden disminuir, lo que conduce a situaciones que de otro modo no imaginarías. Esto agrega una capa esencial de imprevisibilidad y afianza aún más la trama de la fiesta.

Alimentando al personaje

A menudo, una fiesta cumple la función adicional de alimentar el pasado o las complejidades del personaje de una manera no expositiva. La forma en que un personaje interactúa en un entorno social a menudo revela más sobre su personalidad y pasado de lo que parece en la superficie. Es una herramienta de narración que Armstrong utiliza con destreza. Observa cómo se comportan los hermanos Roy en las fiestas y reuniones sociales; sus interacciones son reflejos pulidos de patrones de comportamiento profundamente arraigados, rivalidades pasadas y agendas ocultas.

Maestro de las Festividades

En conclusión, las escenas de fiesta ofrecen una ventaja en la narración, agregando volatilidad, imprevisibilidad y a veces revelaciones a tus guiones, de una manera que pocos otros escenarios pueden. Como guionista en ciernes, toma esta valiosa lección del trabajo de Armstrong. Recuerda, cuando tengas dudas, deja que tus personajes se suelten en una fiesta. ¡Feliz escritura!


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *